Una de las grandes riquezas que nos oferece la interculturalidad se encuentra en su diversidad lingüística; esta diversidad consiste en la coexistència de diferentes idiomes en un determinado espacio geográfico. Cataunya és una de las comunidades autònomes que goza de una gran diversidad lingüística pròpia del territorio como son la lengua catalana, castellana y aranés; i por otro lado, acoge a casi 300 lenguas procedentes de todo el mundo. Es por ello, por lo que el multilingüisme es una realidad que aporta flexibilidad y diversidad a la forma de ver el mundo.

La majoria del alumnado en Catalunya son bilingües o trilingües; y muchas de las familias procedentes de otros países apuesta para que sus hijos/as tengan acceso al aprendizaje y conocimiento de la llengua de origen como fuente de riqueza y hecho necesario para el desarrollo personal e identitario del niño/a. Cada idioma tiene unos conocimientos únicos que solo sus parlantes pueden transferir; reforzar la transmisión de estos idiomas es una forma de proteger su riqueza y su forma de ver e interpretar el mundo.

Segun el instituto de estadísticas de Catalunya (2018), la población procedente de Marruecos ocupa el 19% del total de personas de origenes diversos residentes en Catalunya. Por este motivo, existe una gran demanda e interès en que sus hijos/as nacidos en España tengan la oportunidad de acceder al aprendizaje de la lengua árabe como forma de transmitirles el conocimiento de la lengua oficial del país de origen de sus progenitores.

Cabe recordar que muchas de las familias procedentes de marruecos tienen una diversidad lingüística propia del país de origen, por ello, no podemos generalizar la lengua árabe como lengua materna de todos los niños/as que estudian y se interesan por este idioma, ya que un gran porcentaje de estos alumnos tienen el rifeño o el amazigh como lengua materna. Por otro lado, hay resaltar el interés, aunque sea en un pequeño porcentaje, de parte de la población autóctona en que sus hijos/as aprendan el árabe como lengua materna o paterna de alguno de los progenitores.

  • Aprender la lengua àrabe de manera lúdica i interactiva
  • Adquirir nuevas competencias lingüísticas que favorezcan el uso de la llengua.
  • Facilitar la adquisición de nuevos conocimientos que facilita la interacción interpersonal e intercultural.
  • Aprender la lectura y escritura del árabe clásico.
  • Facilitar un espacio de dialogo e interacción con la llengua árabe

A todos los niños y niñas en edad escolar intersados en el aprendizaje de la lengua árabe.

20 alumnos en cada clase, en total 80 alumnos en 4 clases.

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol